Los 6 retos principales en la gestión de catálogos online en 2019

En la era del comercio electrónico, un catálogo de productos es una base de datos en línea que incluye todos los artículos que se quieren poner al mercado a través de Internet. Estas bases de datos enumeran diferentes tipos de información sobre cada artículo, por ejemplo, la referencia o código de identificación del artículo, las imágenes del producto, el número de artículos en stock, la categoría, el precio y las diferentes características e información del producto relevantes para el cliente. Pero Organizar todos estos datos puede ser costoso y llevar mucho tiempo. No olvidemos que los catálogos en línea son dinámicos y experimentan muchos cambios, por lo que mantener y mantener su catálogo actualizado no es una tarea fácil. Estos son los principales retos en la gestión de catálogos online:

  1. Vender a través de múltiples canales.
  2. Mostrar artículos relevantes
  3. Escalar el catálogo
  4. Tener una terminología homogeneizada
  5. Optimizar las páginas de productos
  6. Mostrar solo imágenes de alta calidad

1. Vender a través de múltiples canales

La mayoría de las empresas de moda venden a través de distintas plataformas. Algunas tienen tiendas físicas, otras venden mediante catálogos físicos o plataformas de comercio electrónico e incluso a través de diferentes marketplaces.

En la gestión de catálogos en línea, se gestionan grandes cantidades de información que requieren una estructura específica para cada canal de ventas. Si administras varias hojas de cálculo y bases de datos, es probable que tengas dificultades para disponer de datos homogéneos y de calidad sin poder recurrir a una fuente única en la que puedas confiar. Esto, a veces, provoca que la información del producto sea confusa, lo que hace que los clientes se abandonen el proceso de compra. Esta situación se convierte en uno de los principales retos en la gestión de catálogos online.

Es por eso que, en los últimos años, han aparecido los sistemas de gestión de información de producto (PIM por sus siglas en inglés) que organizan los datos de producto y son capaces de exportarlos adaptados a los diferentes canales de ventas.

 

2. Mostrar artículos relevantes

Todos los directors de eCommerce saben lo importante que es presentar los productos de una manera que atraiga al cliente. Es una cuestión de cómo se presenta, pero también de qué artículos se presentan. ¿Por qué? Principalmente porque los minoristas luchan con una tasa media de abandono del carro de compra en línea del 69.23%.

Esto se debe, a veces, a que los clientes no pueden encontrar el artículo específico que están buscando. Por lo tanto, las marcas y los marketplace cada vez buscan más estrategias para aumentar la conversión.

Recoger de datos de los clientes ha sido una de las técnicas más utilizadas por las marcas y minoristas para determinar las estrategias de comercialización y elegir cuidadosamente los artículos que se muestran en su tienda online.

Sin embargo, en caso de que quieras mostrar artículos relevantes desde el primer día, otra buena técnica es centrarse en lo que el cliente está buscando en un momento determinado en lugar de analizar quién es el cliente y cuál es su comportamiento. Con ello, por ejemplo, se pueden mostrar elementos similares a los que el visitante está mirando justo en la parte inferior de la imagen del producto.

De esta manera, cuando un cliente no están convencido de adquirir un artículo específico o el que le gusta está agotado, es más probable que haga clic en uno similar y no que simplemente abandone tu tienda.

 

3. Escalar el catálogo

La ampliación del catálogo de cualquier eCommerce es un desafío, especialmente cuando no está estructurado de manera adecuada o homogénea.

Agregar más referencias y al tiempo evitar imprecisiones o errores en los datos de tu producto no es una tarea fácil. Puede incluso que estas dificultades te hayan disuadido de intentar ampliar el contenido de las páginas de tus productos.

Excel no fue diseñado para satisfacer las necesidades de gestión de catálogos online. Es por eso que se necesita una plataforma que pueda respaldar fácilmente su crecimiento. El objetivo es ayudar a los e-tailers a lograr consistencia en todo su catálogo y a ser capaces de aplicar cambios masivos de forma fácil y sin esfuerzo.

 

4. Tener una terminología homogeneizada

Pueden surgir varios problemas en la info de producto al gestionar un catálogo en línea. Desde errores tipográficos, hasta nombres de categorías inconsistentes o falta de información. Tener distintas personas encargadas de introducir información sobre el producto en diferentes plataformas puede generar datos contradictorios o erróneos.

Es posible que haga tiempo que intentas encontrar una solución a este gran problema. De hecho, el 98% de los compradores no han llegado  a completar una compra debido a la falta de contenido.2 Los sistemas PIM tradicionales han logrado unificar los datos y proporcionar una única fuente de información, pero tener diferentes proveedores y redactores de contenido de producto todavía plantea ciertos retos.

La inteligencia artificial proporciona la solución a este problema. El etiquetado automático de producto mediante visión por ordenador consigue:

  1. Reconocer las imágenes del producto.
  2. Clasificarlas en categorías y subcategorías con la terminología preferida del cliente.
  3. Asignar atributos relevantes a los artículos de manera coherente.

 

5. Optimizar las páginas de producto

La optimización de las páginas de sus productos requiere un gran esfuerzo por parte del equipo dedicado a la gestión del catálogo online. Pero sabemos que, para un buen posicionamiento en los motores de búsqueda, las tiendas online deben prestar atención a las palabras clave. De hecho, el 43% del tráfico del comercio electrónico proviene de búsquedas orgánicas.3

Por eso, también es importante tener en cuenta que los consumidores utilizan sinónimos, y que deberían poderse utilizar distintas palabras para encontrar el mismo artículo.

Con el fin de que tus páginas de producto sean fáciles de encontrar por los motores de búsqueda, puedes utilizar varias estrategias. Más allá de las técnicas básicas de SEO, también puedes recurrir a la implementación del etiquetado automático de productos o al procesamiento del lenguaje natural (NLP) para optimizar tu contenido.

 

generación info producto

 

6. Mostrar solo imágenes de alta calidad

Las imágenes son muy importantes en la era digital. Para compensar la imposibilidad de tocar un artículo, las tiendas online y los marketplace han comenzado a utilizar imágenes de gran calidad para captar la atención del visitante.

Los seres humanos procesamos miles de veces más rápidamente las imágenes que el texto. Por esta razón, el 93% de los consumidores considera que el aspecto visual es el factor decisivo en un proceso de compra.4

Por este motivo, las marcas y los marketplaces deben elegir cuidadosamente las imágenes de sus productos: deben ser atractivas para aumentar el deseo de compra y generar la mayor cantidad de vistas del producto posible.

La calidad de imagen también juega un papel importante. Pero puede llevar mucho tiempo verificar que todas las imágenes tengan la calidad suficiente y descartar las que no. Algunas herramientas permiten detectar automáticamente cuáles son las adecuadas según los estándares de cada tienda o marca específica.

Fuentes: